El Flúor nos envenena

El Flúor nos envenena

Hace un tiempo, me comentaba un maestro, que no debía de comer cerdo ni beber alcohol si quería meditar, pero que no le creyese, que podía hacer la prueba por mi mismo. Me dijo casi textualmente:

«Haz la prueba; ponte a meditar, y después tómate una cerveza y prueba a meditar, a ver si notas diferencia.»

A día de hoy, es obvio que sigo sus consejos, y personalmente recomiendo esto mismo. Eso de encontrar pasta dentrífica sin flúor no es tan fácil.





Meditación para calmar la mente