Higiene Emocional

Higiene Emocional

La higiene de nuestras emociones, es mantener un cierto control sobre las emociones que ingerimos, dado que como todos sabemos, hay emociones negativas y positivas, y más fuertes o débiles, tenemos, si bien no negarlas, comenzar a tomar consciencia sobre las mismas, y un cierto grado de control.

¿Qué es la higiene de las emociones?

Cuando estamos en nuestro diario vivir, normalmente, podemos decir qué estamos haciendo, o qué estamos pensando, pero es curioso, como no le prestamos mucha atención consciente a lo que sentimos. Lo que sentimos, de alguna manera, manda, se impone a lo que pensamos, y nos fijamos con más facilidad en lo que pensamos.

La higiene emocional, por este motivo, nos puede ayudar primero, a «tomar el control del timón» y a ser un poco más felices y ecuánimes, a la par que vamos dirigiendo con más efectividad nuestros pensamientos.

¿Como mantenemos una correcta ingesta de emociones?

En la vida actual, las emociones, no son alteradas y nuestro centro emocional es tremendamente  volúble y débil, dado que bombardean desde:

  • Publicidad
  • Cine, películas, etc.
  • Televisión, radio, periódicos, etc.
  • Política, problemas sociales, etc.

Ha llegado el punto, en el que no es raro encontrar, a alguien que se identifica tanto con una película, que sea capaz de llorar. Aún sabiendo que es algo ficticio, que los personajes son interpretados por actores, etc.

Luego pasarán estas mismas personas delante de un pobre en la calle, y su centro emocional, agotado, será incapaz de empatizar con ese ser humano real en una situación real de necesidad, y socorrerle.

Hay que evitar esto a toda costa. Todos sabemos Quien nos suministra emociones negativas, destructivas, etc. la higiene emocional, consiste en limitar estos canales, dejar de ver asesinatos en TV, por ejemplo, saturarse con noticias de las que ya tenemos una opinión formada y conocemos todos los detalles, etc. Y muy importante; alimentar el centro emocional.

¿Cómo alimentamos el centro emocional?

Nuestro centro emocional, se armoniza y revitaliza con:

  • Emociones positivas
  • Música clásica
  • Paseos en la naturaleza

Emociones positivas:

La convivencia en familia, el cuidado de una mascota, y todo aquello que te haga sentir completo y bien… las emociones constructivas, por delante de las destructivas.

Música Clásica:

Por alguna razón, en la sociedad actual, se nos está privando de esta delicia. En lo personal, puedo decir, que quien no se haya dado el placer de escuchar el «Ave María» de Tomás Luis de Victoria, ejecutado por un coro, no sabe lo que es la música, pero se puede comenzar experimentando con los grandes y más conocidos; Mozart, Beetoben, Bach, Vivaldi…

Paseos en la Naturaleza:

Hay algo de relajante, en los paseos por el bosque, que nos alimenta y equilibra. Las caminatas en el bosque, en la orilla del mar, en la montaña, nos conectan con la naturaleza, nos hacen sentir en casa, lejos de las zonas artificiales.





Meditación para calmar la mente